Propiedades de las piedras sanadoras

Durante el siglo IX, Santa Hildegarda, profetisa, abadesa, santa, escritora, científica y filósofa, canalizó directamente del Espíritu Santo tres obras que nos acompañan hoy en día. Entre ellas, se recogieron las propiedades de las piedras sanadoras.

Desde la nuestra escuela de pensamiento y ciencias herméticas te contamos su historia.

Canalización de Santa Hildegarda

A los cuarenta y tres años de edad, Santa Hildegarda, versada en múltiples campos, recibió del Espíritu Santo, la Luz Viva, tres importantes obras cuyos dictados duraron veintitrés años: Scivias, diez años; Vitae Meritorium, cinco años; Divinorum Operum, ocho años.

Durante los dos primeros dictados, Santa Hildegarda recibió también, interiormente, vidas de santos y piezas musicales y una lengua desconocida. Además, también canalizó otras obras menores y sostuvo una copiosa correspondencia, así como una gran obra de medicina que tradicionalmente se ha separado en dos partes: un libro médico para profesionales de la salud, conocida como Liber Causae et Curae, y un libro de divulgación para profanos, Physica, enfocado en la utilidad para el humano de las cosas creadas más corrientes.

La Física y la utilidad de las cosas corrientes

La Física expone, desde un punto de vista divino, las características, valor dietético y uso medicinal de más de un millar de animales, vegetales y minerales, agrupados a grandes rasgos en nueve libros, aunque sin las precisiones científicas actuales.

De los nueve libros, El Libro Primero, enfocado en el saber de las hierbas, es el más cuantioso, compuesto por 213 plantas, al que podríamos sumar los 57 árboles de El Libro Tercero.

El Libro Cuarto, dedicado a las piedras, concretamente a piedras preciosas y semipreciosas, tan sólo contiene 25 piedras, ya que, según Santa Hildegarda, el resto no tienen valor para la medicina.

Las piedras sanadoras y sus propiedades

Las piedras contienen numerosas cualidades disponibles para aquel que las requiera. A través de los cursos de hermetismo de la Escuela de Pensamiento y Ciencias Herméticas ponemos a tu servicio formación para que puedas iniciarte en este noble campo de conocimiento.

  • Esmeralda

La característica más notable de la esmeralda es su poder contra toda debilidad y enfermedad humanas. Cura y reaviva el espíritu de quien sufre epilepsia y disminuye el exceso de flema y saliva. Con la esmeralda, cesan de inmediato los retortijones y diarreas (conocidos como las tempestades de la peste), además de matar a los gusanos que comen de las heridas humanas.

  • Jacinto

Enfocada en deshacer las fantasmagorías, el jacinto cura al doliente de los hechizos que lo llevan a la pérdida de juicio, tales como la falta de concentración, obsesiones, alucinaciones, sugestiones, esquizofrenia y psicosis. Por ende, sana los ojos, aclarando la vista nublada y los ojos turbios y supurantes. También pone mejor a quien le duele el corazón.

  • Ónice

Piedra poderosa para las enfermedades que nacen y se contagian por el aire, como la malaria, además de detener y hacer desaparecer la fiebre de quien tenía mucha. Así mismo, ayuda a cesar la opresión de la mente triste, como en el caso de la depresión y la ansiedad.

  • Berilo

Su efecto traslúcido anima a permanecer tranquilo y a evitar peleas y litigios. Así mismo, también ayuda a expulsar el veneno ingerido, funcionando como antídoto de intoxicaciones y drogodependencias.

  • Sardónice

Variedad del ágata, la sardónice cuenta con vigorosas energías en su naturaleza: fortalece la inteligencia, el conocimiento y los sentidos corporales, alejando así al humano de la ira vehemente, la estupidez y el desorden.

Favorece la castidad y alivia la libídine y cura a la mujer embarazada con dolores de parto y dificultades para dar a luz. Cura la fiebre alta con escalofríos y la piel ardiente, evitando la recaída. Cuando una persona sufre de neurodermitis, sin apenas juicio y gran dolor de cabeza debido a diferentes males, lo sana. Así como la ictericia. Ayuda a recuperar el oído a aquella persona que está sorda a causa de una enfermedad. Espanta al diablo.

  • Topacio

El topacio rechaza la suciedad, el veneno y cualquier clase de mal. De hecho, ayuda a sudar a la persona envenenada, previniendo las intoxicaciones. Sana la fiebre y enfermedades de la piel como la lepra, la dermatitis y la psoriasis. Disminuye la podredumbre interior como en el caso de infecciones, envenenamiento de la sangre, septicemia, leucemia y a quien sufre de bazo.

 

  • Crisólito

Cuenta con la característica de proporcionar vitalidad, acelerando el crecimiento en niños con dificultades en el desarrollo o en niños con algún tipo de retraso. Favorece la memoria y previene la demencia senil y la enfermedad de Alzehimer, pues el crisólito aborrece a los espíritus del aire. El buen conocimiento da lugar a la muestra de las habilidades profesionales. Mejora a quien padece del corazón y de fiebre.

  • Jaspe

Impide las pesadillas, el insomnio, las alucinaciones, los temores y las fantasmagorías. Al atrapar a los malos espíritus, atrapa también los estados inestables de la mente y da clara inteligencia, además de proteger a la madre que da luz (infección puerperal) y al niño recién nacido. Propicia el mantener el enfoque en los proyectos y en los objetivos, refrenando la divagación de la mente y las metas poco claras. Ayuda en las enfermedades del oído, haciendo recuperar la audición, y alivia la congestión nasal de una forma suave. Disuelve las enfermedades endocrinas y quita las enfermedades de humores.

  • Prasio

El prasio puede ser enfocado para cesar la fiebre ardiente como las alergias, insolaciones, sarampión y escarlatina. También ayuda a mejorar cualquier golpe relacionado con la sangre.

  • Calcedonia

La calcedonia provoca en el cuerpo un estado de tranquilidad: impide a la persona que caiga enferma, proporciona una mente en calma y fuerte, evitando así la ira y ayudando a decir las cosas con sabiduría. Ideal para casos de tartamudez, dislexia y miedo escénico. Indicada para prevenir las enfermedades autoagresivas.

  • Crisoprasa

Alivia los ataques epilépticos nocturnos debido a su energía nocturna. Ideal para las enfermedades mentales en las que actúan los demonios, como la esquizofrenia y la psicosis.

  • Carbunclo

Piedra que, debido a su rareza, debe emplearse con mucho respeto. Se la asocia con beneficios durante la menstruación y el climaterio. Ideal para la persona que tenga las defensas bajas y evitar las radiaciones de los aparatos.

  • Amatista

Refuerza las defensas en casos cancerosos. Quita cualquier bulto en la piel y ayuda a tener un cutis suave y sin manchas.

  • Ágata

Ayuda a quien la lleve a ser prudente en sus actos. Perfecta para la persona que padece de epilepsia y quien padece de episodios lunáticos, ayudando a recuperar el juicio.

  • Diamante

Hace desaparecer la maldad y la locura, alejando al ser humano de la mentira y la cólera. Evita las dependencias como el alcoholismo y previene los infartos.

  • Magnetita o piedra imán

Esta piedra puede ser usada tanto para el bien como el mal propio. Su utilidad se puede avivar con la saliva humana, sana y caliente, y con ella despejar la mente y alejar al individuo de la alucinación o la ira.

  • Ligurio

Piedra que ha de emplearse únicamente cuando la persona padece. Enfocada en el dolor fuerte de estómago, purga y purifica. También disuelve la orina que no puede salir.

  • Cristal de roca

El cristal de roca destaca por su versatilidad: puede ser empleado tanto para los problemas de vista como para la inflamación de garganta, urticarias y picores, así como también para ansiedad, insomnio y nervios.

  • Perlas

Enferma a quien se las pone en la piel. La piel de la persona que las lleva se calienta, como si fueran veneno.

  • Cornalina

La cornalina ayuda a cortar la hemorragia nasal.

  • Alabastro

Debido a su tibieza, apenas contiene cualidades curativas.

  • Caliza

Su capacidad de aglutinamiento haría que si hombres o animales la comiesen, éstos enfermasen o se destruyesen. Sin embargo, cura a quien los gusanos le comen alguna parte del cuerpo y evita que se pudra la lana.

 

En Escuela Solve contamos con una serie de cursos enfocados en la Iniciación al Hermetismo con el fin de realizar cambios profundos en su vida. Nuestros cursos de hermetismo te ayudarán a romper la barrera entre materia y espíritu.

Comparte el artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
error: Este contenido está protegido.