Las 5 entidades de Paracelso

A lo largo de esta lectura relacionada con las 5 entidades de Paracelso, vamos a ocuparnos de las entidades como orígenes engendradoras de todas las enfermedades, separadas en los 5 grupos clásicos, de cada una de las cuales pueden producirse todos los males pasados, presentes y futuros.

Debe saberse que existen 5 pestes, no distintas por su género, esencias formas o especies, sino por los orígenes de dónde proviene. Diremos por tanto que nuestro cuerpo está sometido a 5 entidades y cada una de ellas poseen en potencia todas las enfermedades.

“Nuestro cuerpo está sometido a 5 entidades y cada una de ellas poseen en potencia todas las enfermedades.”

Según el planteamiento de Paracelso, el médico no sólo debe atender la enfermedad. Sino que debe afanarse en buscar su origen, ya que, aunque la patología sea la misma, el origen del desequilibrio que provocó esa patología pude ser distinto. Es por ello que define 5 entidades con las que los seres están inevitablemente relacionados y que pueden ser la causa de la enfermedad.

Las 5 entidades de Paracelso

Primera entidad “Ens astral”

El cielo es una de las causas principales, las disposiciones planetarias.
Esta fuerza al actuar influye constantemente sobre nuestros ejes y debe ser tenida en cuenta como la primera a la que estamos sometidos.

La entidad astral, es aquella cosa indefinida e invisible que mantiene y conserva nuestra vida, así como la de todas las cosas del universo dotadas de sentimiento y que proviene de los astros. A este principio que hace vivir el firmamento, que conserva y calienta el aire y sin el cual, se disolvería la atmósfera y perecerían los astros lo llamaremos “M”.

La entidad de los astros se comprende de la siguiente manera: todos los astros, lo mismo que los hombres, poseen una serie de propiedades y de naturalezas y encierran en sí mismos la posibilidad de hacerse mejores, peores, más dulces más ácidos o más amargos.

Según Paracelso son patologías producidas por los astros, desde una explicación simple que alega que cada astro ejerce su influencia por medio de sus cualidades; frío, calor, humedad y sequedad. Y así como un exceso de frío congela el río y mueren los peces, también un exceso de calor producido por el sol para que los peces mueran de asfixia.

A lo largo de nuestro trabajo hemos visto que, si bien los astros aplican su influencia, no es menos cierto que se pudiera prevenir con antelación conociendo el movimiento de los mismos y su influencia en el ser humano.

En nuestra opinión los entes astrales o causas astrológicas en parte están supeditadas a la asimilación y desarrollo del individuo, que dependiendo de las decisiones que tome adaptará más o menos felizmente dichos influjos astrales.

Segunda entidad “Ens venenos”

Paracelso consideraba que el 80% las enfermedades son por envenenamiento. Son intoxicaciones de todo tipo.

Su acción es siempre perturbadora y violenta. Debéis observar la diferencia esencial que distingue a estas dos entidades pues, así como la influencia de los astros es intrínsecamente saludable e incapaz de proporcionarnos perjuicio de ninguna clase, la de los venenos resultará siempre nociva.

Es sabido que todos los cuerpos necesitan vivir, para lo cual utilizan determinados vehículos que los nutren y conservan, resultando imposible la vida allí donde faltan tales medios.

Y hay una cosa cierta: y es que nuestro cuerpo nos ha sido dado exento de venenos. Estos se encuentran en los alimentos que ingerimos. Los venenos están en los frutos y en los animales que nos sirven de sustento. Si bien ellos para sí mismo tampoco contengan imperfección, de tal manera que solo cuando una cosa es tomada del exterior en calidad de alimento, es cuando adquiere la propiedad del veneno de la que carece en sí y para sí misma.”

Paracelso nos habla de la existencia de un alquimista que Dios ha colocado en nosotros para separar lo bueno y lo malo de los alimentos. Este alquimista del que nos habla Paracelso no puede ser otro que el sistema digestivo, y nos habla de los diferentes alquimistas del cerdo, de la cabra y del pavo. Que pueden comer serpientes y otros animales ponzoñosos, puesto que su alquimista interno, o sea, su sistema digestivo es capaz de separar eficazmente el veneno y quedarse solo con el alimento. Es por tanto necesario atender correcta y adecuadamente el sistema digestivo y una adecuada selección de los alimentos para que nuestro organismo solo absorba lo que es adecuado a nuestra naturaleza (alimento) y elimine eficazmente lo que es extraño a ella (venenos). También será necesario activar los sistemas de eliminación para que las sustancias toxicas no se acumulen en el cuerpo.

Tercera entidad “Ens natura”

Tiene que ver con la constitución y con la tipología del paciente, la adaptación al medio y al clima, con los malos usos y excesos que pudiera cometer la persona.Es la fuerza que debilita y desgasta nuestro cuerpo por el simple hecho de vivir.”

Estaremos expuestos a esta entidad en todas aquellas ocasiones en que exijamos abusos o sobreesfuerzos inmoderados a nuestro cuerpo, o el mismo se haya debilitado por una complexión deficiente, de lo cual puede resultar todas las enfermedades sin excepción, aunque las otras entidades aparezcan favorablemente dispuestas.”

Aquí define enfermedades cuyo origen nace, por un lado, de la deficiencia natural del nativo a ciertos influjos externos. Por otro, de los abusos que el individuo pueda cometer, la falta de moderación en las costumbres y las circunstancias naturales externas extremas.

También se podrían incluir las enfermedades que nacen de la adaptación al medio natural. Geopatías problemas de adaptación al terreno y las diversas energías que se canalizan a través del lugar o las climatológicas que son diversas alteraciones que nacen de la dificultad de adaptación a los cambios climáticos que se producen en el medio ambiente.

Cuarta entidad “Ens espiritual”

“Proviene del poder de los espíritus que quieren y debilitan los cuerpos que caen bajo su influencia.” Aquí Paracelso nos habla de lo que en el siglo XXI podríamos denominar influencias psíquicas negativas o toxicas.

Desde nuestro punto de vista, se trata de enfermedades del alma que tienen que ver con nuestro estado emocional: Depresión, tristeza, melancolía, estrés, ansiedad… o con nuestro estado mental, enfermedades síquicas, pensamientos negativos. Enfermedades que nacen de conflictos mentales, emocionales e incluso como dice Edward Bach: “cuando generamos un conflicto entre nuestra mente y el alma”.

Quinta entidad “Ens dei”

El medico que solo considera las causas naturales, o bien solo considera las causas astrales no tendrán éxito. Pues desconoce las otras cuatro entidades y los otros 4 tipos de medicina. Por lo tanto, no elegirá los tratamientos más eficaces que se determinan según la causa de la enfermedad y no por la enfermedad misma.

Las patologías divinas son aquéllas en la que la enfermedad es una prueba de la vida, que tienen como consecuencia un despertar espiritual, este concepto se asemeja al concepto hindu del Karma. La enfermedad como consecuencia de vidas pasadas, que obligan a reflexionar profundamente. Paracelso nos habla de la enfermedad como penitencia, una penitencia cuyo origen es consecuencia de las malas acciones pasadas y que para resolverlas es necesario el acuerdo de Dios.

Nuestros cursos están destinados a cualquier persona interesada en conocerse y comenzar a autogestionar sus recursos espirituales e internos y/o a terapeutas que puedan ver enriquecidas sus metodologías a través de la formación que ofrecemos con el objetivo de ayudar de forma más eficaz a sus pacientes.

Contacta con nosotros a través de nuestro correo info@escuelasolve.com o por medio del formulario de contacto.

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
error: Este contenido está protegido.