Paracelso y la medicina: los 5 tratamientos

En su libro de los prólogos “Libellus Prologorum” Paracelso, (uno de los mejores libros de espagiria incluído dentro de sus “Obras completas”) nos advierte que todas las enfermedades tienen, universalmente 5 tratamientos diferentes y fundamentales. Y que cada una de ellas, es capaz por sí misma de constituir un sistema terapéutico completo. Hoy queremos repasar con vosotros esos 5 tratamientos a través de este post sobre Paracelso y la medicina.

Las 5 medicinas de Paracelso

Medicina natural

“Concibe y trata las enfermedades como enseña la vida y la naturaleza de las plantas y según convenga en cada caso por sus símbolos o concordancias. Así se cura el frío por el calor y la humedad por la desecación, la superabundancia por el ayuno y el reposo;  la inanicion .”

Esto representa una medicina practicada por opuestos en el cual el médico ayuda a la persona a lograr el equilibrio a través de la potenciación de la cualidad contraria a la que está en exceso, ya sea a través de la alimentación sirviéndose de la clasificación de los alimentos por la 4 cualidad, (Humedad, sequedad, frio o calor) o a través del uso de plantas medicinales siguiendo los mismos patrones de clasificación. También incluyendo prácticas que estimulen las cualidades.

Medicina específica

“Los que pertenecen a esta secta (estilo o forma de medicina) tratan las enfermedades por la forma específica. El imán, por ejemplo, atrae al hierro no por intermedio de cualidades elementales de las fuerzas y afinidades específicas. Los métodos de esta medicina curan las enfermedades por la fuerza específica de sus medicamentos

“Practican esta medicina los experimentadores y los naturalistas, aquellos que hacen uso y receta de purgantes ya que la administración de un purgante impone una fuerza extraña que deriva de lo específico de la planta fuera de todo lo natural “.

Nosotros pensamos que Paracelso aquí se refiera a médicos que selecciona sus remedios a través del efecto específico de la planta, no respecto a su signatura, ni su espíritu, ni a sus cualidades generales, ni de desde el símil o el contrario, sí no que lo que buscan es aprovechar el efecto especifico de la planta ya sea purgante, emoliente, drenante, excitante, relajante,  para hacer reaccionar al cuerpo de una determinada manera.

Medicina caracterológica o cabalista

“La profesan los que curan las enfermedades por el influjo de ciertos signos dotados de extraño poder, capaces de hacer correr a aquel a quien se le ordena o darle o sustraerle determinados influjos o maleficios. Ello puede lograrse también por la acción de la palabra, siendo en su conjunto un método eminentemente subjetivo.”

Se remite como practicantes de este tipo de medicina a Alberto Magno, los astrólogos, los filósofos y los magos.

Este tipo de medicina se relaciona con la curación a través de la onda de forma, mediante el poder que tienen determinados símbolos sobre la psiquis humana y que confeccionados de una especial manera tienen un poder atractor o regulador de determinadas energías cósmicas o astrales. Dentro de este tipo de medicina se encuadraría la Talismánica destinada a la salud.

El uso de la palabra como método de sanación estaba extendido entre los cabalistas hebreos y entre los Hukama Andalusíes, estos a través de la ciencia de las letras, donde cada sonido articulado se relacionaba con un órgano y con un principio universal, y así uniendo distintos sonidos se generaban palabras sanadoras para determinadas dolencias, al no coincidir muchas veces estas palabras con un significado semántico, se les denominaba palabras mágicas, y a veces eran confundidas por invocaciones demoniacas por los inquisidores.

Los Hukama Andalusí también practicaban la curación a través de la escritura por medio de la confección de tintas sanadoras, denominadas almásigas o atramentum con las que escribían símbolos, palabras o cifras cabalísticas en un papel encerado, para posteriormente echar agua sobre lo escrito diluyendo las letras en un vaso, para tomárselo como remedio.

Medicina de los espíritus

“Sus médicos cuidan y curan las enfermedades mediante filtros en los que aciertan a coagular el espíritu de determinadas hierbas o raíces cuya propia sustancia ha sido responsable anteriormente de la enfermedad (similia similibus curantur).”

“Esta medicina fue practicada por gran cantidad de médicos famosos como Hipócrates y su escuela.”

Aquí Paracelso nos hace referencia una filosofía de la curación a través de lo similar, curación que él también practicaba puesto que en sus textos se recoge que el astro se cura por el astro, haciendo no solo referencia a una sustancia espiritual que corrige el veneno, sino que las enfermedades producidas por las entidades astrales son corregidas por la influencia adecuada del mismo astro vehiculizadas en de remedios con gemas y plantas realizados siguiendo ley de las signaturas.

Este tipo de medicina es desarrollada posteriormente por Samuel Hanneman entre los siglos XVII y XIX en un sistema de medicina que hoy denominamos homeopatía.

Medicina de la fe

“La fe el arma de lucha y de victoria contra las enfermedades; fe del enfermo en sí mismo, en el médico, en la favorable disposición de los dioses o en la piedad de Jesucristo. Creer en la verdad es causa suficiente de muchas curaciones y en este capítulo, la vida de Jesucristo y sus discípulos nos da el mejor ejemplo.”

La Medicina de la fe tiene un rango de curación más amplio de lo que pudiera parecer en un principio porque, aunque sea importante la fe en el médico y en sí mismo, lo cual generará a través de la mente una predisposición a la sanación, sí no que también estamos hablando de enfermedades cuyo origen está en un conflicto espiritual o en un conflicto entre la mente y la personalidad. Como es recogido a través de un seguidor de Paracelso y Hanneman, el Doctor Edward Bach cuando al referirse a sus remedios declara “nosotros no atendemos a la enfermedad del paciente, sino a su estado mental, a eso qué le hace sufrir y que le lleva a ese estado de enfermedad”, o cuando declara: “la enfermedad nace del conflicto entre el alma y la personalidad “. Este tipo de medicina también nos ayuda a sanar a través del desarrollo de las virtudes del ser humano. Los vicios espirituales; la gula, la ira, la envidia o el miedo tienden a generar patologías que al ser sustituidos por las correspondientes virtudes facilitan la curación.

Nuestros cursos están destinados a cualquier persona interesada en conocerse y comenzar a autogestionar sus recursos espirituales e internos y/o a terapeutas que puedan ver enriquecidas sus metodologías a través de la formación que ofrecemos con el objetivo de ayudar de forma más eficaz a sus pacientes.

Contacta con nosotros a través de nuestro correo info@escuelasolve.com o por medio del formulario de contacto.

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
error: Este contenido está protegido.