Qué es la espagiria vegetal

La etimología de la palabra espagiria nos remite al mundo griego. Spagyria es el término resultante de la unión de dos palabras griegas que significaban “extraer y reunir”. Este concepto de extracción y reunión o, disolución y coagulación, marcó la filosofía de Paracelso, para quien a través de ese sencillo axioma el ser humano tenía la posibilidad de perfeccionar y finalizar todas las cosas ofrecidas por Dios.

Para comprender en mayor profundidad esta perspectiva, nos adentramos en qué es la espagiria vegetal y cuáles son sus procesos.

¿Qué es la espagiria vegetal?

La espagiria vegetal es la aplicación de las leyes herméticas en el proceso de recuperación de la salud de las personas a través del trabajo con las plantas.

Se emplean para ello los conocimientos alquímicos integrantes de la filosofía natural. Y es que los alquimistas no se reconocían a sí mismos como tales, sino como filósofos. Poseían una forma de entender el mundo que permitía la búsqueda de la unidad y la búsqueda de Dios por medio del conocimiento, como ya hiciera en Al-Ándalus la figura del hakim, aquellos médicos alquímicos versados en matemáticas, astrología, astronomía, física, medicina y filosofía.

La espagiria desarrolla unas aplicaciones médicas basadas en esta filosofía alquímica en las que destacan su forma de entender el Universo bajo el lema Todo es Uno y, su fin último, recuperar la salud y el estado de felicidad del individuo.

A través del curso online de espagiria puede profundizarse en estos aspectos de la filosofía natural.

Espagiria: alquimia terapéutica y filosófica

En la alquimia coexisten dos vías: una esencialmente terapéutica y otra más mística y filosófica, que no son sino dos caras de la misma moneda.

Y es que como siempre nos dicen los grandes maestros: “como es arriba, es abajo”, y “como es adentro, es afuera”.

Para dar cumplimiento a esa ley, el Espíritu puede presentarse con distintas formas para lograr que todo lo que haya en el Universo tenga vida y esté compuesto por lo que los alquimistas conocen como “anima del mundo”, “Espíritu Universal”, “espiritus mundi“, “hálito divino” o “neum“, la sustancia prima a partir de la cual se desarrolla todo el Universo.

La ciencia de la signatura

La ciencia de la signatura es el arte de identificar cuál es la principal modulación del Espíritu Universal en lo que se observa.

Para ello, en espagiria se ordena el mundo mediante arquetipos básicos a fin de encontrar lo que hay en común entre las diferentes expresiones del Espíritu.

Por ejemplo, se pueden encontrar grandes semejanzas entre el Sol, los girasoles y el corazón de los seres vivos, ya que el sol da vida al sistema solar y el corazón al organismo de gran parte de los seres vivos.

En el Universo los filósofos y los místicos nos dicen siempre que hay dos mundos que conviven: uno el de la realidad observable, el mundo de lo aparente, llamado Mulk; y otro, el mundo invisible donde reside ese espíritu que anima a la materia, y evita su desorganización, que recibe el nombre de Malakut.

Si la materia se desorganiza, al perder la presencia del espíritu, se convertirá de nuevo en un polvo inerte.

Sin embargo, si queremos corregir el sahu, o el patrón invisible sobre el que gravita la materia, se nos ofrece la opción de realizar remedios que contengan estos mismos espíritus.

Por ejemplo: cuando nos hallamos ante una planta, identificamos su color, olor y calor, entre otras características (sulphur); es decir, nos muestra el tipo de fuerza que predomina en ella.

Para lograr el remedio a partir de esta planta, hemos de tomar la parte más pura por medio de vehículos puros, tomando como referencia el ritmo de la naturaleza.

Los conocimientos sobre el rocío y la alquimia de las plantas nos posibilitan comprender la base de la espagiria vegetal.

Cuál es el proceso espagírico para crear un remedio

Para lograr el remedio espagírico, el filósofo natural se adentra en el proceso conocido como solve et coagula, la respiración universal, el primer movimiento.

Para ello, disolvemos la planta, llevándola al caos, desorganizándola, con sumo cuidado, para no perder su ánima, y luego traspasamos ésta al frasco vehiculizado en forma de remedio.  Esto nos recuerda a las leyendas de las lámparas mágicas que tenían un genio encerrado los genios lo que desde nuestra visión actúa como alegoría de este proceso.

Alquimia en la espagiria vegetal

En espagiria, tratamos de capturar la fuerza viva de aquello que observamos y no su manifestación física o principio activo. Para ello, identificamos el sulphur, lo específico de la planta.

Para capturar la fuerza viva, disolvemos la planta en un medio sutil.

Después de este proceso, se inicia la purificación o espiritualización, que continuará con la coagulación, a fin de hallar una expresión más perfecta.

En el proceso se hace uso de mercurios vivos que da la naturaleza, como la fuente de vida que influye en la gestación de vida en la Tierra. Estos mercurios son, por ejemplo, el agua de lluvia primaveral, el agua de nieve de primavera y el agua de manantial.

Para el momento de la purificación es muy importante el uso del cuerpo sin espíritu de la planta, para el que nos valemos del proceso de calcinación. Todo lo que resista el proceso de cremación es conocido como principio salino. Este principio es el que permite la cohesión de todos los espíritus con la manifestación material del ser.

Una vez extraído el espíritu, el resto se somete al fuego con temperaturas elevadas que ascienden de forma progresiva, hasta obtener pequeños cristales que formarán parte de la nueva coagulación.

Para revivificar el remedio y que el Espíritu se organice de nuevo se hace uso del rocío de mayo, junto al sulphur, la sal, el mismo Espíritu y el mercurio. Finalmente, se dinamiza el remedio: así se produce el despertar del Espíritu en el nuevo estado de consciencia.

Así, los remedios, al estar compuestos por esencia viva y perfeccionada, poseen su propia consciencia, siendo posible que estos actúen allí donde sea necesario, restaurando el desorden presente en el cuerpo del ser humano, ya sea en su expresión más densa, como en su expresión más sutil.

De este modo, se reequilibra la tríada que compone al individuo (Espíritu, Alma y Cuerpo) y se crea inevitablemente un entorno favorable para que la felicidad pueda arraigarse.

Como hemos visto, adentrarnos en qué es la espagiria vegetal supone adentrarse en un camino complejo que aúna medicina natural y conocimiento esotérico. Un profundo y apasionante sendero de autoconocimiento.

Nuestros cursos están destinados a cualquier persona interesada en conocerse y comenzar a autogestionar sus recursos espirituales e internos y/o a terapeutas que puedan ver enriquecidas sus metodologías a través de la formación que ofrecemos con el objetivo de ayudar de forma más eficaz a sus pacientes.

Contacta con nosotros a través de nuestro correo info@escuelasolve.com o por medio del formulario de contacto.

Comparte el artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
error: Este contenido está protegido.