Influencia de la luna en las personas

En la historia de la humanidad, en cualquier rincón del planeta, la luna siempre ha formado parte de nuestro día a día y la inlfuencia de la luna en las personas, siempre ha sido fuente de estudio y curiosidades. Más allá de su comprobación científica, su influjo nos acompaña desde el principio de los tiempos, sus relatos son universales, permaneciendo en las rocas, cuernos y en nuestra memoria más antigua, a modo de registro de su presencia.

Durante su ciclo, la luna en sus puntos críticos nos relata la vida:
Con luna nueva se inicia el ciclo; con luna creciente, se estructura y concreta; en luna llena se muestra y comparte; y con luna menguante se prepara para soltar y liberarse, provocando con ellos transformaciones constantes, de la misma manera que los seres humanos nacen de la oscuridad crecen, se desarrollan, expresan y posterior comienzan a marchitarse hasta que mueren, en un ciclo constante.

Cornelio Agrippa nos dice al respecto:
“La luna, más próxima a la tierra, recibe todas las influencias celestes; por medio de la velocidad de su curso, se une cada mes al sol y a los demás planetas y estrellas, oficiando de mujer para con todas las estrellas; es la más fecunda, recibiendo en sí una especie de feto, que son los rayos y las influencias del sol y de todos los demás planetas y estrellas, dándolos a luz como un parto en el mundo inferior vecino; todas las estrellas se extienden sobre ella, como receptora última, que al punto comunica el influjo de todos los elementos superiores a los inferiores, volcándolos sobre la tierra.”

La luna y nuestros antepasados

Si observamos la historia de nuestros antepasados desde la prehistoria, llegamos a la conclusión de que la observación de la luna no era desde una postura racional y separada, si no que su presencia estaba incluida en todos los ámbitos del día a día como parte de ellos. La Naturaleza, los humanos y los astros formaban parte de una misma entidad, no perdían el tiempo en buscar la veracidad de lo que ocurría dentro y fuera, todo ERA en armonía, que no facilidad.

Mediante la observación de la influencia de la luna a través de la naturaleza, corroboraron su afectación al entorno y a ellos mismos como parte de un todo, viviendo en sintonía con la propuesta energética de cada momento.

A lo largo de la historia de la humanidad podemos encontrar como la influencia de la luna aparece en los primeros calendarios, (pues estos son lunares) ya que la luna fue el primer reloj que permitió al humano medir el tiempo; en todas las religiones aparece primero el culto lunar, en los rituales relacionados con la muerte y con la fertilidad, en la realización de templos dedicados a la luna; la realización de pócimas y remedios elaborados en esos momentos de conexión lunar; representaciones animales, en el movimiento hormonal femenino, ya que la similitud del ritmo lunar es igual al ritmo hormonal femenino pasando por su diferentes etapas y asociándose la luna con lo femenino por su conexión con lo íntimo, lo oculto, la noche, los sueños y los estados alterados de conciencia; en relaciones numéricas 7,14,28…Para no extendernos demasiado podríamos decir que la luna es la puerta de acceso al mundo eterno y que conocerla e ir en sintonía con ella nos aporta facilidad bienestar, salud y felicidad.

Su influencia está tan en todo, que tratar de desprestigiarla, negar su intensidad, es negar la misma vida.

La Placa de Blanchard, es uno de los primeros calendarios lunares de la historia. El investigador Alexander Marshack consideraba que las incisiones en el hueso corresponderían al paso de la luna, día a día, por sus diferentes fases durante ese período de 69 días.

Influencia de la luna en las personas y su entorno

Repasemos algunos espacios en los cuales queda constancia de su influencia, añadiendo como nota que desde la visión hermética lo sutil incide sobre lo grosero por lo que previo a un movimiento visible o físico ante nuestros ojos, (ya sea en nuestro cuerpo físico como en el entorno; mares, plantas…) pasa previamente por una afectación espiritual y emocional.

La agricultura

En las labores agrícolas, hasta hace muy poco tiempo (ahora se está recuperando) se tenía en cuenta la fase de la luna para favorecer la siembra, la plantación, la poda, porque eran conscientes de que el reino vegetal reaccionaba al influjo de la luna, por ejemplo algunas plantas se sembraba cierto día de la luna para que su floración coincidiera con la luna llena, puesto que cuando coincide de esta manera, produce mucha más flor, y por lo tanto, más fruto. Se cortaban los árboles en luna nueva en invierno, porque las vigas que se fabricaban de la madera recogida en ese momento eran mucho más duradera y resistente a la putrefacción. Los frutos recogidos de creciente a llena son más jugosos, sin embargo los recogidos en cuarto menguante, duran más en el tiempo y resisten la putrefación.

La terapéutica

Desde tiempos antiguos se ha usado los ritmos de la luna y su posiciones astrológicas para la elaboración de remedios naturales enfocados en determinadas patologías. Para la ingesta de estos remedios también se usaban los tiempos o ritmos lunares para el inicio de los tratamientos como guía para potenciarlos. Se tenía en cuenta la luna para cualquier acto terapéutico, por ejemplo, Hipócrates recomendaba que nunca operes, ni realices corte alguno en la zona del cuerpo en que en ese momento está regida por la luna.

Ciclo femenino

Es muy significativo que el propio nombre delate tanta información pues se le llama en inglés the moon (la luna) que también era the month (el mes). En latín mensis (mes) y menses (menstruación) y así con muchos lugares donde luna, mes y menstruación van de la mano. Para algunos pueblos la menstruación comienza con la luna nueva, y, en otros con otras fases, pero en todas tiene vinculo directo con la luna.
Cabe decir que durante el ciclo femenino (aprox un mes) las mujeres retienen y liberan líquidos dependiendo del momento hormonal que se encuentre, de la misma manera que la luna crece y decrece durante su curso.
Las fases de la luna tienen que ver también con las cuatro fases por las que transita la mujer en toda su vida: la niña, la adolescente, la adulta, la anciana.
Asimismo durante su vida cíclica, cada mes, se vivencian cuatro apartados críticos relacionados con las fases de la luna, las cuales provocan ciertos estados de ánimo que permiten conectar con diferentes emociones, para los que existen también una serie de remedios naturales para la menstruación. Estos estados son repetitivos, cíclicos y preparatorios para el resto de circunstancias que sucede en su vida; como el posible embarazo, parto y crianza circunstancias más intensas de la misma energía.

Quizás desde este lugar parezca que tratamos de llevar de nuevo una información mental sobre la influencia de la luna, sin embargo podemos usar la información para regresar a ése origen donde nuestra maravillosa luna (externa e interna) nos presta la oportunidad de dejar la necesidad de permanecer estáticos y fluir en sus ritmos como parte del todo.

¡Si quieres saber más sobre astrología y el significado de los planetas, te esperamos en nuestro blog!

 

 

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
error: Este contenido está protegido.